Kawah Ijen, el increíble volcán de lava azul

En Indonesia, un país ubicado en el temible Cinturón de Fuego del Pacífico, hay un peculiar volcán que supera a todos en extrañeza. Su nombre es Kawah Ijen, y es un volcán de lava azul. Una maravilla de la naturaleza de esas que nos fascinan en Curiosidad con C.

El Kawah Ijen se alza unos 2386 metros, su cráter tiene más de 20 kilómetros de diámetro, al fondo de este reposa un curioso lago hirviente, con aguas azules y verdosas.

A simple vista, parece común y corriente, un ejemplar que palidece ante volcanes como el Nevado Ojos del Salado (que tiene tres veces su tamaño).

Pero Kawah Ijen es especial, pues cada noche su cráter se ilumina con ríos de lava azul.

volcan azul de Kawah Ijen

La lava azul no es solo uno de los espectaculos geológicos más impresionantes del planeta; sino uno de los más peligrosos. Y es que el Kawah Ijen es rico en minerales letales, y los expulsa con erupciones constantes.

Irónicamente, sin esos minerales letales, su lava azul no existiría y el Kawah Ijen no tendría la fama de la goza ahora.

Por eso pese al peligro de sus gases y la inestabilidad de esta zona volcánica y sísmica, es toda una atracción turística.

¿Por qué el volcán Kawah Ijen tiene lava azul?

El curioso color de la lava del Kawah Ijen lo produce el dióxido de azufre, el gas que resulta de la ebullición de los inmensos yacimientos de azufre que alberga el corazón del volcán azul.

En las profundidades del Kawah Ijen las temperaturas alcanzan los 600 grados centígrados, estas superan por mucho el punto de ignición del azufre, que ronda los 360 grados centígrados, en consecuencia los depósitos de azufre del volcán hierven y se convierten en gas que escapa a través de las fisuras y grietas de la tierra envuelto en llamas azuladas.

Al entrar en contacto con el oxígeno los gases arden una vez más, no obstante, su temperatura desciende rápidamente. Por lo que parte del gas vuelve a su estado líquido y forma ríos de lava azul ¡Literalmente!

Así que ya lo sabes, sin el azufre (y el dióxido de azufre) tanto la lava como las llamas que salpican el crater de este volcan activo tendría el color al que estamos acostumbrados.

Kawah Ijen, el lado oscuro del volcán azul

Pero hay mucho más en Kawah Ijen de lo que salta a la vista. Pues es también una de las minas más peligrosas del planeta. Una mina en la que no se emplea ningún tipo de maquinaria.

Desde 1967, cientos de mineros de mineros se instalan en el interior del cráter cada año para dedicarse a extraer el abundante azufre que se solidifica en sus laderas y fisuras. Trabajan entre los ríos ácidos y bajo el tóxico aire del volcán, sin máscaras protectoras, ni indumentaria adecuada.

De forma artesanal, los mineros extraen el azufre en grandes bloques y lo cargan en cestas de bambú hasta la sede de la empresa que los emplea, la PT Candi Ngrimbi. Cada minero acarrea cerca de 90 kilos por viaje, y realiza dos viajes por día. Al final de la jornada habrá ganado cerca de 4 u 8 euros.

Trabajan, comen y duermen en lo profundo del cráter de un volcán todavía activo. Aunque el Kawah Ijen tiene décadas sin erupcionar de forma violenta, expulsa de forma continua columnas de humo tóxico que alcanzan los cinco metros, y sorprende a los mineros con explosiones repentinas que pueden costarle las vidas.

Pese a todo continúan allí, trabajando el casi infinito azufre, que brota y se apila por todos lados. Son los únicos que ven de primera mano esas llamas azules en el medio de la oscuridad, hermosas y letales, que tanto fascinan a turistas de todo el mundo.

El volcán Kawah Ijen es sin duda un escenario incomparable, un mundo con un lado muy oscuro, con un paisaje temible y precioso en la misma medida, en el que todavía se extraen minerales como se hacía en la antigüedad, con poco más que las manos y un par de herramientas artesanales.


Si amas leer sobre lo más curioso de la naturaleza no te pierdas esta entrada sobre el misterioso bosque torcido de Polonia, o este otro sobre Tasmantis, un continente desaparecido hace miles de años.

¡Comparte el dato curioso en tus redes sociales y suscríbete!

Deja un comentario