Los diez videojuegos más difíciles de la historia

Para muchos (y muchas) no hay nada como sentarse frente a una pantalla y dedicarle unas cuantas horas a un videojuego. Es una de las fuentes de entretenimiento más sencillas y adictivas que hay. Sin embargo, no siempre se trata de la diversión, a veces llegamos a un juego por el reto que supone. Y es que algunos videojuegos además de entretenidos son bastante desafiantes, nos divierten y frustran en la misma medida. Nos referimos a esos que te sacaron canas y te llenaron de orgullo una vez que los completaste; esos por los que estuviste a punto de estrellar el control contra la pared.

Todos los videojuegos difíciles tienen en común una curva de aprendizaje pronunciada y la absoluta falta de misericordia hacia sus jugadores; la mayoría de ellos compensan todo esto con una jugabilidad maravillosa y una historia intrigante, por lo que muchos, sino todos de los que mencionamos aquí, se han convertido en auténticos clásicos.

Mientras la dificultad no se deba a un bug del juego, todo bien.

¿Videojuegos difíciles o jugadores hábiles?

Seamos francos, los primeros videojuegos de la historia eran realmente difíciles, algunos de los clásicos que marcaron por décadas la industria eran así. O aprendías o morías, game over, a empezar de nuevo.

Y así llegó la polémica, ¿eran realmente difíciles los videojuegos o sólo eran exigentes con quienes los jugaban? Aquellos que se preparaban, los verdaderos jugones, decían que no, sólo era preciso entender los patrones para que todo fuera más sencillo; mientras que aquellos que sólo querían relajarse arremetían contra el hecho de que un videojuego, antes de ser difícil, debía ser divertido. La discusión sigue vivita y coleando aún ahora.

Sea como fuere, en la dificultad estaba algo del encanto, los torneos en casa de un amigo en los que cada uno veía que tan lejos llegaban en un videojuego particular no habrían ocurrido nunca de no ser por este pequeño detalle.

Aquí están, los 10 videojuegos más difíciles

Nuestra lista es, por supuesto, subjetiva y tampoco va por orden de dificultad, cada uno tiene desafíos particulares y será más o menos complejo, dependiendo del usuario. Lo importante es que hay un reto para cada tipo de jugador, amantes de lo retro o de lo moderno, ¡nadie se salva!

1. Super Mario Bros: Los niveles perdidos

La secuela asiática del primer Super Mario, esta incorporaba nuevas dificultades (Como si acaso faltaran) que triplicaban la complejidad del juego original. Nintendo nunca ofreció esta versión para el mercado occidental, ¿acaso sabían que no la pasaríamos tan bien con este Super Mario? Pero la compañía nipona confiaba en el poder de sus jugones.

Super Mario Bros: Los niveles perdidos no mostraba piedad por sus jugadores, los atacaba con todo, ¡hasta con hongos venenosos!

2.Tetris

El juego más vendido de todos los tiempos hasta que llegó Minecraft y GTA V. Tetris partía de una premisa muy sencilla, tenías que organizar los bloquecitos que lenta e inevitablemente se apilaban en la pantalla. El juego fue creador por Alekséi Pázhitnov y lanzado al mercado en 1984. Popularizado por la Game Boy en 1989, Tetris arrancó canas de millones de jugadores.

No puedes detener la caída de estos bloquecitos, sólo pausar el juego y llorar un poco, recuerda ejercitar las manos para que no te sorprenda un calambre.

El juego resultó un éxito tan rotundo con un impacto tan profundo en la sociedad de los ochena y noventa, que inspiró el estudio de todo un efecto cognitivo, titulado en su honor como Efecto Tetris.

3. Contra

Las compañias japonesas de videojuegos son expertas en hacer clásicos sin clemencia y Contra es buena prueba de ello. Creado por Konami, Contra es un juego que involucra rapidez y agilidad a partes iguales, corre y dispara con tu personaje en mapas bidimensionales atestados de enemigos. No sólo basta con tener buena puntería, debes estar familiarizado con el juego.

Videojuego Contra

4. Super Ghouls ‘n Ghosts

Mucho antes de que llegara la Skyrim que todos amamos/odiamos, ya los juegos de fantasía y magia hacían furor. La gran diferencia es que los videojuegos creados en los 80 y 90 eran por lo general mucho más difíciles. En Super Ghouls ‘n Ghosts, creado por Capcom, tenías que hacer frente a hordas de criaturas aterradoras y sobrevivir a innumerables trampas. Una aventura gráfica con acabados góticos que muchos en su día no terminaron.

Imagen de Super Ghouls 'n Ghosts

5.Syobon Action o Gato Bros

La version indie de Super Mario Bros. Syobon Action es un juego de plataformas desarrollado hace relativamente poco por un japonés que se hace llamar «Chiku» en la web. Lo liberó como freeware para Windows, lo que quiere decir que cualquiera puede jugarlo de forma gratuita.

Imagen de Syobon Action

Puede que Syobon Action sea una parodia de Mario mucho más kawaii pero no es nada sencilla, de hecho, es mucho más difícil, con trampas salpicando cualquier lugar del mapa. No apto para cardíacos o gente que sufra de hipertensión. Syobon Action es también conocido como Cat Mario o Mario from Hell (Mario desde el Infierno), estos nombres ya son aviso suficiente.

6. Super Meat Boy

Super Meat Boy, otro juego inspirado en Mario Bros, con una dificultad semejante. Las aventuras en 2D nunca pasan de moda, y esto lo demuestra Super Meat Boy. Los jugadores tendrán que conducir a su protagonista a través de 7 mundos con 20 niveles cada uno, suponiendo que superen a los innumerables jefes, lograrán salvar a la novia del personaje principal y ganar el juego. Se dice más fácil de lo que se logra. Muy pocos de los que empiezan Super Meat Boy lo terminan, no digas que no te lo advertimos.

Imagen de Super Meat Boy

Pero la tecnología ha avanzado mucho desde sus modestos orígenes, no todos los juegos difíciles son retro, todavía hay en el mundo un par de compañías con las agallas de hacer un videojuego tan difícil que te machaque si no lo haces bien. Y de todas esas compañías, ninguna es tan mala y maravillosa como From Software. No es pues ninguna coincidencia que los últimos videojuegos difíciles de esta lista sean de esta desarrolladora.

7. Bloodborne

Si algo hace bien la compañía nipona From Software son los videojuegos de horror con un acabado gráfico insuperable. Bloodborne es una tétrica aventura inspirada en el universo del escritor H. P. Lovecraft, famoso por sus relatos de horror. La jugabilidad y el apartado visual no tienen parangón, así que no esperes ejecutarlo en una NES. Su dificultad, sin embargo, es tan terrible como anticipaban los jugones aficionados al trabajo de Miyazaki. Un solo zarpazo de un enemigo de principios del juego puede convertirse fácilmente en un game over.

Imagen de Bloodborne

8. Demon’s Souls

El juego que lo inició todo, Demon’s Souls inauguró todos los aspectos por los que luego sería reconocida Dark Souls. Dificultad, historia, jugabilidad, Demon’s Souls es una joya de los RPG, desarrollado también por From Software y lanzado para PlayStation 3 de forma exclusiva en el lejano 2009.

Imagen de Demons Souls

Este videojuego no te pone las cosas fáciles, y no te dejes engañar por el entorno fantástico y mágico, en este mundo se esconden muchas horribles cosas dispuestas a aplastarte al menor descuido. Vale todas las canas que pueda sacarte.

9. Sekiro: Shadows Die Twice

Sekiro te lleva al distante y antiguo Japón, a un tiempo en el que los samuráis luchaban con las armas y la tecnología del mundo occidental. Un RPG de acción frenética, no puedes descuidarte ni un segundo. Para sobrevivir y superar los desafiantes niveles no hay nada mejor que aprender de memoria los movimientos de tus enemigos y predecirlos antes de que te maten de un tajo.

Completar exitosamente este titulo es como matar una mosca en el aire, una hazaña tan impresionante como inusual. Has las paces con la derrota.

Imagen de Sekiro

10. Dark Souls

Hablar de videojuegos difíciles es hablar de Dark Souls, era inevitable y todo el que me lee ya lo veía venir.

Este título cambió para siempre el género de los RPG, y es que Dark Souls es mucho más que un juego de rol, es un desafío ambulante. Juégalo y sabrás a lo que nos referimos. Encontrarás una historia intrigante y rica en detalles, con personajes llenos de matices y enemigos tan abominables como letales. Acostúmbrate a la derrota, eso y la frustración serán constantes que irán contigo mientras juegues Dark Souls. Veinte muertes por jefe o minijefe no son nada raro.

imagen de Dark Souls 1

En Dark Souls no hay mapa, ni grandes flechas que te indiquen tu próximo objetivo, el jugador está tan desamparado como el protagonista de la historia. Material de leyenda, señoras y señores, y sólo para jugones.

Deja un comentario