Diferencias entre kemono y furry

Desde clásicos como el Rey León hasta Sonic; de Zootopia hasta Bearstars, la animación que involucra animales con características humanas nos ha acompañado y fascinado a lo largo de los años. Pero cuidado, porque entre ambas hay una brecha, son las diferencias entre kemono y furry, de las que te hablaré hoy.

Lo cierto es que este género concebido en Japón como Kemono y en occidente como Furry, ha creado toda una cultura en torno, pero no todo es como parece.

¡Acá te mostramos las más notables e increíbles diferencias entre Kemono y Furry que te mantendrán al borde del asiento!

¿Qué es el kemono y el furry?

El kemono, que significa «bestia» en japonés, se refiere a todo un género del arte japonés que da a los animales características humanas.

Por su parte, el furry significa «pelaje», que abarca tanto al arte animado que humaniza a animales en sus obras, como a los fanáticos de este género.

Zootopia, un claro ejemplo de furry.

En ambos casos los actos de los animales, sus formas de vida y sus personalidades tienen todos (o casi todos) los rasgos característicos de un humano, como inteligencia, vocabulario y mucho más.

De lo más excentrico y curioso que verás en el anime o las caricaturas occidentales, pero a pesar de sus semejanzas, cada obra es única en su clase.

Algunas, como Zootopia (furry), rescatan más rasgos animalescos en sus personajes; otras, como Bearstars (kemono), asumen otro enfoque, mucho más sútil.

3 diferencias entre Kemono y Furry

Hay importantes diferencias entre kemono y furry, más de las que podríamos imaginar a simple vista.

Estas son las tres principales:

El furry es más animal

Esta es quizá la diferencia más distinguible. En el kemono, los animales solo lo son en la superficie, porque su personalidad y comportamiento son completamente humanos, incluso sus problemas y desafíos lo son.

En el furry no solo conservan un poco su lado animal, sino que tienen un favoritismo especial con todo lo que tenga pelo: felinos, lobos, etc. De allí su nombre «pelaje».

Su origen es distinto

Para la mayoría, las principales diferencias entre kemono y furry son de origen. Es la clásica distinción entre occidente y oriente que se manifiesta inclusa en el anime.

Para los japoneses, por ejemplo, no hay diferencias entre kemono y furry, pero para los fanáticos y la comunidad del furry sí existe una clara distinción y la defienden.

¿Tú qué piensas?

Famdon

Si duda alguna, su origen o el diseño de los personajes ya es bastante impresionante de por sí, pero aún más impresionante es la cantidad de fanáticos que tiene cada subgénero.

Generalmente los fanáticos del kemono tienen predilección por las convenciones o cualquier otra reunión celebrada simplemente para admirar los diseños.

Pero para los furrys (fanáticos del furry) esto va más allá, al punto de crearse todo un estilo de vida. De hecho, el fandom furry, parte de las convenciones tradicionales, y lo lleva más lejos hasta crear grupos de fanáticos donde se identifican sus personalidades con animales particulares, al mejor estilo de Tierra de Osos.

Vestirse de animal a diario puede parecer surreal.

Pero para los fanáticos del furry y el kemono es un arte, y no podemos culparlos, el subgénero sigue siendo toda una sensación en el anime, algunas series, como Beastars, son el boom del 2021 en animación

Finalmente a pesar de las grandes diferencias entre kemono y furry, en la variedad está la magia y como reza el dicho: «Para gustos, los colores».

Deja un comentario